Ver índice de contenidos del libro

3.6. Trabajando con el programador

Para concluir este capítulo, se describe el escenario de trabajo típico cuando se desarrollan formularios con Symfony:

  • El equipo de desarrollo crea la clase del formulario y su acción. La plantilla no es nada más que la instrucción <?php echo $formulario ?>
  • Mientras tanto, los diseñadores crean la guía de estilo de la aplicación y las reglas que se van a aplicar a los formularios: estructura global, visualización de los mensajes de error, etc.
  • Una vez que la lógica de negocio está terminada y que la guía de estilo ha sido aprobada, el equipo de diseño modifica las plantillas de los formularios. Lo único que deben conocer los diseñadores es el nombre de los campos y la acción que se encarga de procesar el formulario.

Una vez concluida esta primera fase, ya es posible modificar la lógica de negocio y el aspecto de las plantillas de forma simultánea.

El equipo de desarrollo puede realizar varias tareas sin que afecten a las plantillas y por tanto, sin la necesidad de que intervenga un diseñador:

  • Modificar los widgets del formulario
  • Personalizar los mensajes de error
  • Añadir, modificar o borrar reglas de validación

Igualmente, el equipo de diseño puede realizar todos los cambios estéticos que desee sin requerir la intervención del equipo de desarrollo.

No obstante, las siguientes acciones requieren la coordinación de los dos equipos:

  • Modificar el nombre de un campo
  • Añadir o eliminar campos

La coordinación en las tareas anteriores es lógica ya que implican cambios tanto en la programación como en la visualización del formulario. Como se indica al inicio de este capítulo, el mecanismo de formularios permite la división de las tareas, pero la comunicación entre los equipos de desarrollo y diseño sigue siendo imprescindible.