Ver índice de contenidos del libro

4.7. Resumen

¡Enhorabuena! Ahora ya conoces todos los aspectos fundamentales de Symfony2 y has descubierto lo fácil y flexible que puede ser. Aunque todavía faltan muchas características por explicar, asegúrate de haber entendido bien los siguientes puntos básicos:

  • La creación de una página es un proceso de tres pasos que requiere de una ruta, un controlador y (opcionalmente) una plantilla.
  • Cada proyecto contiene sólo unos cuantos directorios principales: web/ (recursos web y controladores frontales), app/ (configuración), src/ (tus bundles), y vendor/ (código de terceros). También existe un directorio bin/ que se utiliza para ayudarte a actualizar las librerías de terceros.
  • Cada característica de Symfony2 (incluyendo su propio núcleo) está desarrollada con un bundle, que es un conjunto estructurado de archivos para esa característica.
  • La configuración de cada bundle se encuentra en el directorio app/config y se puede escribir en YAML, XML o PHP.
  • Cada entorno es accesible a través de un controlador frontal diferente (por ejemplo, app.php y app_dev.php) el cual a su vez carga un archivo de configuración diferente.

A partir de aquí, cada capítulo explica conceptos más avanzados de Symfony y algunas de sus herramientas más poderosas. Cuanto más sepas sobre Symfony2, más apreciarás la flexibilidad de su arquitectura y el poder que te proporciona para desarrollar aplicaciones rápidamente.