Ver índice de contenidos del libro

3.2. Instalando Symfony

3.2.1. Creando el directorio del proyecto

Antes de instalar Symfony, crea el directorio donde se guardarán todos los archivos de tu proyecto:

$ mkdir -p /home/sfproject
$ cd /home/sfproject

Si utilizas Windows:

c:\> mkdir c:\dev\sfproject
c:\> cd c:\dev\sfproject

Nota Se recomienda a los usuarios de Windows que la ruta del proyecto no contenga espacios en blanco. Evita el uso del directorio Documents and Settings y también Mis Documentos.

Nota Si has creado el directorio del proyecto Symfony directamente dentro del directorio web raíz, ya no tendrás que configurar tu servidor web. Obviamente, desaconsejamos esta práctica en los servidores de producción, donde deberías configurar tu servidor web tal y como se explica más adelante.

3.2.2. Eligiendo la versión de Symfony

Symfony dispone de varias versiones estables, así que antes de nada debes elegir qué versión vas a instalar. La página de instalación de Symfony explica todo lo que debes saber sobre cada versión. Si eres nuevo en Symfony, te aconsejamos que utilices la versión 1.4.

3.2.3. Elige el directorio de instalación de Symfony

Puedes instalar Symfony de forma global en tu servidor o incluirlo en cada uno de tus proyectos. Esta última forma es la recomendada, ya que así cada proyecto es independiente y puedes actualizar la versión de Symfony en un proyecto sin afectar a los demás. Además, de esta forma puedes utilizar diferentes versiones de Symfony en un mismo servidor.

Una buena práctica consiste en instalar los archivos del framework Symfony dentro del directorio lib/vendor del proyecto. Por tanto, crea este directorio:

$ mkdir -p lib/vendor

3.2.4. Instalando Symfony desde un archivo

La forma más sencilla de instalar Symfony consiste en descargar el archivo correspondiente a la versión que vas a utilizar. Si has elegido por ejemplo la versión 1.4, accede al sitio http://www.symfony-project.org/installation/1_4 para descargarlo.

Localiza la sección "Source Download" y descarga el archivo comprimido en formato .tgz o .zip. Coloca el archivo dentro del directorio lib/vendor/ recién creado, descomprímelo y cambia su nombre a symfony:

$ cd lib/vendor
$ tar zxpf symfony-1.4.0.tgz
$ mv symfony-1.4.0 symfony
$ rm symfony-1.4.0.tgz

Si usas Windows, puedes descomprimir el archivo .zip directamente desde el explorador de archivos. Después de renombrar el directorio a symfony, deberías tener una estructura de archivos similar a c:\dev\sfproject\lib\vendor\symfony.

3.2.5. Instalando Symfony con Subversion

Esta forma de instalación es la recomendada oficialmente por los creadores de Symfony. Si utilizas Subversion en tu proyecto, lo mejor es hacer uso de la propiedad svn:externals para incluir Symfony dentro del directorio lib/vendor/ del proyecto:

$ svn pe svn:externals lib/vendor/

Si el comando anterior se ejecuta correctamente, se muestra tu editor de textos favorito para que establezcas el valor de la propiedad svn:externals.

Nota En Windows puedes utilizar la aplicación TortoiseSVN para hacer todo esto sin necesidad de ejecutar comandos de consola.

Si quieres tener un control absoluto de tu proyecto, es mejor indicar la versión específica de Symfony que quieres utilizar. Para ello, escribe lo siguiente cuando se muestre el editor de textos que permite editar la propiedad svn:externals:

symfony http://svn.symfony-project.com/tags/RELEASE_1_4_0

Cada que se publique una nueva versión de Symfony, tendrás que cambiar el valor de la propiedad svn:externals por su valor correspondiente: RELEASE_1_4_1, RELEASE_1_4_2, etc.

Si en vez de un control absoluto prefieres estar siempre a la última, puedes utilizar simplemente la rama de desarrollo 1.4, que siempre apunta a la versión más reciente:

symfony http://svn.symfony-project.com/branches/1.4/

Utilizar la rama 1.4 en vez de una versión específica hace que Symfony se actualice automáticamente cada vez que ejecutas el comando svn update.

3.2.6. Verificando la instalación

Después de instalar Symfony, comprueba que todo funciona correctamente ejecutando el comando Symfony que muestra la versión instalada (no olvides que la letra V es mayúscula):

$ cd ../..
$ php lib/vendor/symfony/data/bin/symfony -V

Si usas Windows:

c:\> cd ..\..
c:\> php lib\vendor\symfony\data\bin\symfony -V

Después de crear el proyecto Symfony (tal y como se explica más adelante), este comando también muestra la ruta al directorio de instalación de Symfony, que se configura en la clase config/ProjectConfiguration.class.php.

Si al realizar esta comprobación observas que la ruta es absoluta (no debería serlo si sigues estas instrucciones), modifica su valor por lo siguiente para hacer que tu proyecto sea más portable:

// config/ProjectConfiguration.class.php
require_once dirname(__FILE__).'/../lib/vendor/symfony/lib/autoload/sfCoreAutoload.class.php';

Después de hacer este cambio, si te llevas tu proyecto Symfony a otro directorio o a otro servidor, todo seguirá funcionando bien.

Nota Si sientes curiosidad por todas las utilidades que incluye la línea de comandos de Symfony, ejecuta el comando sin ninguna opción para que muestre todas las taras y opciones disponibles:

$ php lib/vendor/symfony/data/bin/symfony

Si usas Windows:

c:\> php lib\vendor\symfony\data\bin\symfony

La línea de comandos de Symfony es la mejor ayuda para los programadores. Incluye un montón de utilidades que mejoran tu productividad en tareas cotidianas como borrar la cache, generar código automáticamente y mucho más.