Ver índice de contenidos del libro

1.2. Conceptos básicos

Antes de empezar con Symfony, deberías conocer algunos conceptos básicos. Puedes saltarte esta sección si conoces el significado de OOP, ORM, RAD, DRY, KISS, TDD y YAML.

1.2.1. PHP

Symfony está programado en PHP (http://www.php.net/) y está pensado para desarrollar aplicaciones web con ese mismo lenguaje de programación. Por tanto, es obligatorio disponer de unos buenos conocimientos avanzados de PHP y de programación orientada a objetos para sacar el máximo partido al framework. La versión mínima de PHP requerida para ejecutar Symfony es PHP 5.2.4.

1.2.2. Programación Orientada a Objetos (OOP)

La programación orientada a objetos (OOP, por sus siglas en inglés Object-oriented programming) no va a ser explicada en este capítulo, ya que se necesitaría un libro entero para ello. Como Symfony hace un uso continuo de los mecanismos orientados a objetos disponibles en PHP 5, es un requisito obligatorio el conocer la OOP antes de aprender Symfony.

En la Wikipedia se explica la OOP de la siguiente manera:

La idea de la programación orientada a objetos es que una aplicación se puede considerar como una colección de unidades individuales, llamadas objetos, que interactúan entre sí. Los programas tradicionales pueden considerarse como una colección de funciones o como una lista de instrucciones de programación.

PHP 5 incluye los conceptos de clase, objeto, método, herencia y muchos otros propios de la programación orientada a objetos. Aquellos que no estén familiarizados con estos conceptos, deberían consultar la documentación oficial de PHP disponible en http://www.php.net/manual/es/language.oop5.basic.php.

1.2.3. Métodos mágicos

Uno de los puntos fuertes de los objetos de PHP es la utilización de los "métodos mágicos". Este tipo de métodos permiten redefinir el comportamiento de las clases sin modificar el código externo. Con estos métodos es posible que la sintaxis de PHP sea más concisa y más fácil de extender. Además, estos métodos son fáciles de reconocer ya que sus nombres siempre empiezan con dos guiones bajos seguidos (__).

Por ejemplo, al mostrar un objeto, PHP busca de forma implícita un método llamado __toString() en ese objeto y que permite comprobar si se ha creado una visualización personalizada para ese objeto:

$miObjeto = new miClase();
echo $miObjeto;
 
// Se busca el método mágico
echo $miObjeto->__toString();

Symfony utiliza los métodos mágicos de PHP, por lo que deberías conocer su funcionamiento. La documentación oficial de PHP también explica los métodos mágicos (http://www.php.net/manual/es/language.oop5.magic.php)

1.2.4. Mapeo de Objetos a Bases de datos (ORM)

Las bases de datos siguen una estructura relacional, mientras que PHP y Symfony son orientados a objetos. Por este motivo, para acceder a la base de datos como si fuera orientada a objetos, es necesario una interfaz que traduzca la lógica de los objetos a la lógica relacional. Esta interfaz se denomina "mapeo de objetos a bases de datos" (ORM, de sus siglas en inglés "object-relational mapping").

Un ORM consiste en una serie de objetos que permiten acceder a los datos y que contienen en su interior cierta lógica de negocio.

Una de las ventajas de utilizar estas capas de abstracción de objetos/relacional es que evita utilizar una sintaxis específica de un sistema de bases de datos concreto. Esta capa transforma automáticamente las llamadas a los objetos en consultas SQL optimizadas para el sistema gestor de bases de datos que se está utilizando en cada momento.

De esta forma, es muy sencillo cambiar a otro sistema de bases de datos completamente diferente en mitad del desarrollo de un proyecto. Estas técnicas son útiles por ejemplo cuando se debe desarrollar un prototipo rápido de una aplicación y el cliente aun no ha decidido el sistema de bases de datos que más le conviene. El prototipo se puede realizar utilizando SQLite y después se puede cambiar fácilmente a MySQL, PostgreSQL u Oracle cuando el cliente se haya decidido. El cambio se puede realizar modificando solamente una línea en un archivo de configuración.

La capa de abstracción utilizada encapsula toda la lógica de los datos. El resto de la aplicación no tiene que preocuparse por las consultas SQL y el código SQL que se encarga del acceso a la base de datos es fácil de encontrar. Los desarrolladores especializados en la programación con bases de datos pueden localizar fácilmente el código.

Utilizar objetos en vez de registros y clases en vez de tablas tiene otra ventaja: se pueden definir nuevos métodos de acceso a las tablas. Por ejemplo, si se dispone de una tabla llamada Cliente con 2 campos, Nombre y Apellido, puede que sea necesario acceder directamente al nombre completo (NombreCompleto). Con la programación orientada a objetos, este problema se resuelve añadiendo un nuevo método de acceso a la clase Cliente de la siguiente forma:

public function getNombreCompleto()
{
  return $this->getNombre().' '.$this->getApellido();
}

Todas las funciones comunes de acceso a los datos y toda la lógica de negocio relacionada con los datos se puede mantener dentro de ese tipo de objetos. Por ejemplo, la siguiente clase CarritoCompra almacena los productos (que son objetos). Para obtener el precio total de los productos del carrito y así realizar el pago, se puede añadir un método llamado getTotal() de la siguiente forma:

public function getTotal()
{
  $total = 0;
  foreach ($this->getProductos() as $producto)
  {
    $total += $producto->getPrecio() * $item->getCantidad();
  }
  return $total;
}

Gracias a este método es posible controlar los valores devueltos desde el propio objeto. Si más adelante se quiere aplicar un descuento que afecta al precio total, las modificaciones necesarias se pueden añadir directamente en el método getTotal() o incluso en los métodos getPrecio() de cada producto.

Symfony soporta los dos ORM libres más populares de PHP: Propel y Doctrine. Symfony se integra perfectamente con los dos. Lo único que debes hacer es elegir o Propel o Doctrine al crear un nuevo proyecto Symfony.

En este libro se explica cómo utilizar los objetos de Propel y Doctrine, pero es recomendable que visites el sitio web de Propel y de Doctrine para consultar la referencia completa.

1.2.5. Desarrollo rápido de aplicaciones (RAD)

Durante mucho tiempo, la programación de aplicaciones web fue un tarea tediosa y muy lenta. Siguiendo los ciclos habituales de la ingeniería del software (como los propuestos por el Proceso Racional Unificado o Rational Unified Process) el desarrollo de una aplicación web no puede comenzar hasta que se han establecido por escrito una serie de requisitos, se han creado los diagramas UML Unified Modeling Language) y se ha producido abundante documentación sobre el proyecto. Este modelo se veía favorecido por la baja velocidad de desarrollo, la falta de versatilidad de los lenguajes de programación (antes de ejecutar el programa se debe construir, compilar y reiniciar) y sobre todo por el hecho de que los clientes no estaban dispuestos a adaptarse a otras metodologías.

Hoy en día, las empresas reaccionan más rápidamente y los clientes cambian de opinión constantemente durante el desarrollo de los proyectos. De este modo, los equipos de desarrollo deben adaptarse a esas necesidades y tienen que poder cambiar la estructura de una aplicación de forma rápida. Afortunadamente, el uso de lenguajes de script como Python, Ruby y PHP permiten seguir otras estrategias de programación, como RAD (desarrollo rápido de aplicaciones) y el desarrollo ágil de software.

Una de las ideas centrales de esta metodología es que el desarrollo empieza lo antes posible para que el cliente pueda revisar un prototipo que funciona y pueda indicar el camino a seguir. A partir de ahí, la aplicación se desarrolla de forma iterativa, en la que cada nueva versión incorpora nuevas funcionalidades y se desarrolla en un breve espacio de tiempo.

Las consecuencias de estas metodologías para el desarrollador son numerosas. El programador no debe pensar acerca de las versiones futuras al incluir una nueva funcionalidad. Los métodos utilizados deben ser lo más sencillos y directos posibles. Estas ideas se resumen en el principio denominado KISS: ¡Hazlo sencillo, idiota! Keep It Simple, Stupid)

Cuando se modifican los requisitos o cuando se añade una nueva funcionalidad, normalmente se debe reescribir parte del código existente. Este proceso se llama refactorización y sucede a menudo durante el desarrollo de una aplicación web. El código suele moverse a otros lugares en función de su naturaleza. Los bloques de código repetidos se refactorizan en un único lugar, aplicando el principio DRY: No te repitas Don't Repeat Yourself).

Para asegurar que la aplicación sigue funcionando correctamente a pesar de los cambios constantes, se necesita una serie de pruebas unitarias que puedan ser automatizadas. Si están bien escritas, las pruebas unitarias permiten asegurar que nada ha dejado de funcionar después de haber refactorizado parte del código de la aplicación. Algunas metodologías de desarrollo de aplicaciones obligan a escribir las pruebas antes que el propio código, lo que se conoce como TDD: desarrollo basado en pruebas test-driven development).

Nota Existen otros principios y hábitos relacionados con el desarrollo ágil de aplicaciones. Una de las metodologías más efectivas se conoce como XP: programación extrema Extreme Programming). La documentación relacionada con XP puede enseñarte mucho sobre el desarrollo rápido y efectivo de las aplicaciones. Una buena forma de empezar con XP son los libros escritos por Kent Beck en la editorial Addison-Wesley.

Symfony es la herramienta ideal para el RAD. De hecho, el framework ha sido desarrollado por una empresa que aplica el RAD a sus propios proyectos. Por este motivo, aprender a utilizar Symfony no es como aprender un nuevo lenguaje de programación, sino que consite en aprender a tomar las decisiones correctas para desarrollar las aplicaciones de forma más efectiva.

1.2.6. YAML

Según el sitio web oficial de YAML (http://www.yaml.org/), YAML es "un estándar para serializar datos en cualquier lenguaje de programación y con un formato fácil de leer por parte de las personas". Dicho de otra forma, YAML es un lenguaje muy sencillo que permite describir los datos como en XML, pero con una sintaxis mucho más sencilla. YAML es un formato especialmente útil para describir datos que pueden ser transformados en arrays simples y asociativos, como por ejemplo:

$casa = array(
  'familia' => array(
    'apellido'  => 'García',
    'padres'  => array('Antonio', 'María'),
    'hijos'   => array('Jose', 'Manuel', 'Carmen')
  ),
  'direccion' => array(
    'numero'        => 34,
    'calle'         => 'Gran Vía',
    'ciudad'        => 'Cualquiera',
    'codigopostal'  => '12345'
  )
);

Este array de PHP se puede crear directamente procesando esta cadena de texto en formato YAML:

casa:
  familia:
    apellido: García
    padres:
      - Antonio
      - María
    hijos:
      - Jose
      - Manuel
      - Carmen
  direccion:
    numero: 34
    calle: Gran Vía
    ciudad: Cualquiera
    codigopostal: "12345"

YAML utiliza la tabulación para indicar su estructura, los elementos que forman una secuencia utilizan un guión medio y los pares clave/valor de los array asociativos se separan con dos puntos. YAML también dispone de una notación resumida para describir la misma estructura con menos líneas: los arrays simples se definen con [] y los arrays asociativos se definen con {}. Por tanto, los datos YAML anteriores se pueden escribir de forma abreviada de la siguiente manera:

casa:
  familia: { apellido: García, padres: [Antonio, María], hijos: [Jose, Manuel, Carmen] }
  direccion: { numero: 34, direccion: Gran Vía, ciudad: Cualquiera, codigopostal: "12345" }

YAML es el acrónimo de "YAML Ain't Markup Language" ("YAML No es un Lenguaje de Marcado") y se pronuncia "yamel". El formato se lleva utilizando desde 2001 y existen utilidades para procesar YAML en una gran variedad de lenguajes de programación.

Nota La especificación completa del formato YAML se puede encontrar en http://www.yaml.org/.

Como se ha visto, YAML es mucho más rápido de escribir que XML (ya que no hacen falta las etiquetas de cierre y el uso continuo de las comillas) y es mucho más poderoso que los tradicionales archivos .ini (ya que estos últimos no soportan la herencia y las estructuras complejas). Por este motivo, Symfony utiliza el formato YAML como el lenguaje preferido para almacenar su configuración. Este libro contiene muchos archivos YAML, pero como es tan sencillo, probablemente no necesites aprender más detalles de este formato.