Ver índice de contenidos del libro

8.9. Resumen

Symfony utiliza Propel como ORM y Creole como la capa de abstracción de bases de datos. De esta forma, en primer lugar se debe describir el esquema relacional de la base de datos en formato YAML antes de generar las clases del modelo de objetos. Después, durante la ejecución de la aplicación, se utilizan los métodos de las clases objeto y clases peer para acceder a la información de un registro o conjunto de registros. Se puede redefinir y ampliar el modelo fácilmente añadiendo métodos a las clases personalizadas. Las opciones de conexión se definen en el archivo databases.yml, que puede definir más de una conexión. La línea de comandos contiene tareas especiales que evitan tener que definir la estructura de la base de datos más de una vez.

La capa del modelo es la más compleja del framework Symfony. Una de las razones de esta complejidad es que la manipulación de datos es una tarea bastante intrincada. Las consideraciones de seguridad relacionadas con el modelo son cruciales para un sitio web y no deberían ignorarse. Otra de las razones es que Symfony se ajusta mejor a las aplicaciones medianas y grandes en un entorno empresarial. En ese tipo de aplicaciones, las tareas automáticas proporcionadas por el modelo de Symfony suponen un gran ahorro de tiempo, por lo que merece la pena el tiempo dedicado a aprender su funcionamiento interno.

Así que no dudes en dedicar algo de tiempo a probar los objetos y métodos del modelo para entenderlos completamente. La recompensa será la gran solidez y escalabilidad de las aplicaciones desarrolladas.