Ver índice de contenidos del libro

5.7. Resumen

El sistema de configuración de Symfony utiliza el lenguaje YAML por ser muy sencillo y fácil de leer. Los desarrolladores cuentan con la posibilidad de definir varios entornos de ejecución y con la opción de utilizar la configuración en cascada, lo que ofrece una gran versatilidad a su trabajo. Las opciones de configuración se pueden acceder desde el código de la aplicación mediante el objeto sfConfig, sobre todo las opciones de configuración de la aplicación que se definen en el archivo app.yml.

Aunque Symfony cuenta con muchos archivos de configuración, su ventaja es que así es más adaptable. Además, recuerda que solo las aplicaciones que requieren de una configuración muy personalizada tienen que utilizar estos archivos de configuración.