Ver índice de contenidos del libro

4.5. Resumen

En Symfony, las páginas están compuestas por una acción (un método del archivo actions/actions.class.php con el prefijo execute) y una plantilla (un archivo en el directorio templates/, normalmente terminado en Success.php). Las páginas se agrupan en módulos, de acuerdo a su función en la aplicación. Escribir plantillas es muy sencillo con la ayuda de los helpers, funciones provistas por Symfony para generar código HTML. Además es necesario pensar que la URL es parte de la respuesta, por lo que se puede formatear de cualquier forma que se necesite, sólo debes abstenerte de utilizar cualquier referencia directa a la URL en el nombre de la acción o al recuperar un parámetro de petición.

Una vez aprendidos estos principios básicos, es posible escribir una aplicación web completa con Symfony. Pero te costaría mucho tiempo, dado que casi cualquier tarea a completar durante el transcurso del desarrollo de la aplicación, se simplifica de una forma u otra por alguna funcionalidad de Symfony...motivo por el que este libro aún no termina.