Ver índice de contenidos del libro

Capítulo 1. Características

Sass (acrónimo de Syntactically Awesome StyleSheets) es una extensión de CSS que añade características muy potentes y elegantes a este lenguaje de estilos. Sass permite el uso de variables, reglas CSS anidadas, mixins, importación de hojas de estilos y muchas otras características, al tiempo que mantiene la compatibilidad con CSS.

Sass permite organizar mejor las hojas de estilos grandes y permite ser mucho más productivo con las hojas de estilos pequeñas, sobre todo gracias a la librería Compass.

En definitiva, Sass incluye las siguientes características:

  • 100% compatible con CSS3.
  • Permite el uso de variables, anidamiento de estilos y mixins.
  • Incluye numerosas funciones para manipular con facilidad colores y otros valores.
  • Permite el uso de elementos básicos de programación como las directivas de control y las librerías.
  • Genera archivos CSS bien formateados y permite configurar su formato.
  • Integración con Firebug gracias a la extensión FireSass.