Ver índice de contenidos del libro

2.4. Herencia

Una de las características principales de CSS es la herencia de los estilos definidos para los elementos. Cuando se establece el valor de una propiedad CSS en un elemento, sus elementos descendientes heredan de forma automática el valor de esa propiedad. Si se considera el siguiente ejemplo:

<!DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Transitional//EN"
  "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-transitional.dtd">
<html xmlns="http://www.w3.org/1999/xhtml">
<head>
<meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=iso-8859-1" />
<title>Ejemplo de herencia de estilos</title>
<style type="text/css">
  body { color: blue; }
</style>
</head>
 
<body>
  <h1>Titular de la página</h1>
  <p>Un párrafo de texto no muy largo.</p>
</body>
</html>

En el ejemplo anterior, el selector body solamente establece el color de la letra para el elemento <body>. No obstante, la propiedad color es una de las que se heredan de forma automática, por lo que todos los elementos descendientes de <body> muestran ese mismo color de letra. Por tanto, establecer el color de la letra en el elemento <body> de la página implica cambiar el color de letra de todos los elementos de la página.

Aunque la herencia de estilos se aplica automáticamente, se puede anular su efecto estableciendo de forma explícita otro valor para la propiedad que se hereda, como se muestra en el siguiente ejemplo:

<!DOCTYPE html PUBLIC "-//W3C//DTD XHTML 1.0 Transitional//EN"
  "http://www.w3.org/TR/xhtml1/DTD/xhtml1-transitional.dtd">
<html xmlns="http://www.w3.org/1999/xhtml">
<head>
<meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=iso-8859-1" />
<title>Ejemplo de herencia de estilos</title>
<style type="text/css">
  body { font-family: Arial; color: black; }
  h1 { font-family: Verdana; }
  p { color: red; }
</style>
</head>
 
<body>
  <h1>Titular de la página</h1>
  <p>Un párrafo de texto no muy largo.</p>
</body>
</html>

En el ejemplo anterior, se establece en primer lugar el color y tipo de letra del elemento <body>, por lo que todos los elementos de la página se mostrarían con ese mismo color y tipo de letra. No obstante, las otras reglas CSS modifican alguno de los estilos heredados.

De esta forma, los elementos <h1> de la página se muestran con el tipo de letra Verdana establecido por el selector h1 y se muestran de color negro que es el valor heredado del elemento <body>. Igualmente, los elementos <p> de la página se muestran del color rojo establecido por el selector p y con un tipo de letra Arial heredado del elemento <body>.

La mayoría de propiedades CSS aplican la herencia de estilos de forma automática. Además, para aquellas propiedades que no se heredan automáticamente, CSS incluye un mecanismo para forzar a que se hereden sus valores, tal y como se verá más adelante.

Por último, aunque la herencia automática de estilos puede parecer complicada, simplifica en gran medida la creación de hojas de estilos complejas. Como se ha visto en los ejemplos anteriores, si se quiere establecer por ejemplo la tipografía base de la página, simplemente se debe establecer en el elemento <body> de la página y el resto de elementos la heredarán de forma automática.